Cómo se cortan y clasifican los conjuntos de resultados con señales mágicas

TL/TR

Gary Illyes explicó en el podcast Search Of The Record cómo Google clasifica los resultados para una consulta aplicando «señales mágicas».

Cómo Google aplica su magia

En el segunda parte del podcast Search Off The Record publicado esta mañana Gary Illyes de Google explicó cómo Google clasifica los resultados para una consulta. En resumen, Illyes afirmó que Google primero reduce las páginas que pueden posicionarse para una consulta específica a una lista corta alrededor de 1,000 páginas. Entonces ocurre la «magia» cuando Google aplica las señales de clasificación de los algoritmos de búsqueda de Google, o como él las llama «señales mágicas» a esa reducida lista. Es en ese nivel donde ocurre la verdadera magia del posicionamiento de Google, comentó Illyes.

Inicialmente, para crear la lista reducida, Google analiza la actualidad y la relevancia en función de la consulta y el contenido de la página. Luego Illyes explicó que usan un método para crear una lista en orden inverso, luego cortan lo que no puede enumerar y se obtiene la lista de 1,000 (por ejemplo, tal vez sea un número arbitrario el que Illyes utilizó, sospecho que es un poco más grande).

Esta lista se crea pero no se termina aquí con la clasificación, con la lista reducida de 1,000. Luego, continuó, que en esta lista reducida, ahí es donde está «la magia», las «señales mágicas que todavía aplicamos en el conjunto de resultados para mejorarlas para la consulta del usuario». Un ejemplo es RankBrain, como una señal mágica, pero también mencionó el impulso HTTPS como otro factor.

En resumen, Google reduce el número máximo de páginas que puede devolver para una consulta y luego el algoritmo de clasificación y los algoritmos mágicos funcionan dentro de ese conjunto reducido.

Luego, Illyes analizó cómo clasifica esa lista reducida de páginas. Comentó que «ahora la clasificación se basa en números. Básicamente, para cada resultado, asignaremos un número y calculamos ese número utilizando las señales que recopilamos durante la indexación más otro grupo de señales. Y luego, esencialmente, lo que ves en los resultados es un orden inverso basado en los números que asignamos «. Añadió «las señales mágicas o algoritmos mágicos que usamos como RankBrain, lo que hacen es multiplicar esos números que le asignamos a cada resultado por un número. Como por ejemplo, si quieren promover un resultado porque se determinó que sería un mejor resultado para «galleta de coco con limón», entonces digamos que multiplicaría la puntuación del resultado por 2. Básicamente, duplicaría su puntuación, lo que significa que saltaría en el conjunto de resultados «.

Illyes agregó «si quisiéramos eliminar un resultado del conjunto por cualquier razón, podríamos multiplicar su puntaje por 0. Porque entonces, eso cambiará el puntaje a 0 y luego como un puntaje con 0, ¿por qué enseñarías eso?»

Gary Illyes luego agregó que es muy poco probable que una página tenga la misma puntuación. Agregó que ahí es donde se impulsa el HTTPS, que es una señal mágica, pero es solo un desempate y es «un impulso minúsculo, minúsculo». Los desempates no reorganizarían los resultados a menos que haya un empate, pero solo si hay un empate, de lo contrario no lo haría.

Todo esto es bastante interesante de escuchar, así que aquí está esa parte en concreto: en el minuto 28:52.

Discusión completa en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cómo se cortan y clasifican los conjuntos de resultados con señales mágicas

Ir arriba