tasa o porcentaje de rebote

Tasa de rebote: cómo medirla y cómo mejorarla

La tasa de rebote es una medida del número de personas que entran y salen de una página de tu sitio web sin visitar otras páginas: en lugar de quedarse en su sitio web, “rebotan” en él.

Puedes verlo en las plataformas de análisis de sitios web como un número absoluto, un porcentaje o ambos. Pero, ¿qué significa esto para tu sitio web, tu contenido y tus campañas de SEO?

También conocido como porcentaje de rebote, o por su término en inglés “bounce rate“, es un KPI muy importante en una extrategia SEO.

En esta guía analizaremos el concepto de tasa de rebote, proporcionaremos algunos números sobre la tasa de rebote “buena” y discutiremos el impacto que tiene tu tasa de rebote en tus esfuerzos en SEO.

¿Qué es la tasa de rebote?

Como se mencioné anteriormente, la tasa de rebote es cuando alguien visita una sola página en su sitio web y luego la abandona.

En muchos casos, esto podría deberse a que llegaron a una página específica de tu sitio web desde los resultados de búsqueda. El sitio no les dio lo que necesitaban. Así que hizo clic en “Atrás” en su navegador y buscó un resultado de búsqueda diferente en su lugar.

tasa de rebote en google analytics
Tasa de rebote: cómo medirla y cómo mejorarla 7

Sin embargo, esta no es la única opción. Es posible que hayan encontrado toda la información que necesitaban en una página y no tuvieron que visitar otras páginas de tu sitio web. O el navegador del usuario se bloqueó antes de hacer clic en otra página.

Es importante observar la tasa de rebote en un contexto más amplio. El hecho de que alguien solo visite una página de tu sitio web no significa necesariamente que su visita no sea valiosa.

Del mismo modo, una tasa de rebote muy baja puede indicar un problema técnico, ya que significa que un porcentaje inusualmente grande de sus visitantes está viendo varias páginas en tu sitio web.

Por esta razón, es útil saber cuál es la tasa de rebote para poder investigar cualquier valor atípico en los datos de análisis de tu sitio web.

¿Qué es una tasa de rebote “buena”?

Piensa siempre en tu tasa de rebote en el contexto de tu sitio web. Por ejemplo, si tu estrategia de SEO es publicar guías completas de una página sobre varios temas no relacionados, una tasa de rebote más alta podría no ser un problema.

Por otro lado, si confías en que los visitantes sigan un embudo a una página de contacto específica o página de pago, es posible que desees apuntar a la tasa de rebote lo más baja posible.

Las tasas de rebote varían de un lugar a otro, por lo que los siguientes valores de tasa de rebote deben usarse solo como guía:

  • 0-25% es tan bajo que es probable que haya algún problema técnico
  • 25-50% son aproximadamente “promedio”
  • 50-75% es un poco alto, pero puede estar bien dependiendo del contenido y del nicho.
  • 75-100% es muy alto y deberías considerar tomar medidas ASAP

Las diferentes partes dentro de la jerarquía de tu sitio web pueden tener tasas de rebote significativamente diferentes. Por ejemplo, es posible que desees que un mayor porcentaje de visitantes de tu página de inicio hagan clic en otra página. Por lo tanto, verifica la tasa de rebote a nivel de página, no solo a nivel de sitio web.

Tasa de rebote y tiempo de permanencia

Otra métrica a considerar además de tu tasa de rebote es el tiempo de permanencia en la página. Esto te da una indicación de cuánto tiempo pasan los usuarios en cada página.

Si las páginas tienen una tasa de rebote más alta, pero los usuarios pasan mucho tiempo en la página, es posible que ese porcentaje de rebote sea aceptable.

Cuando una página tiene un tiempo de permanencia inusualmente corto y una tasa de rebote baja, indica que los visitantes están haciendo clic en otra página de su sitio web muy rápidamente. Esto podría ser una indicación de que el contenido de la página tiene poco valor y que tal vez necesita mejoras.

Al igual que con todos los análisis de sitios web, la tasa de rebote y el tiempo de permanencia son un medio para lograr un fin. Es importante que los visitantes de tu sitio web conviertan (cualquiera sea tu objetivo), se pongan en contacto contigo o logren algún otro objetivo que hayas especificado.

Por esta razón, tus tasas de conversión y (para los sitios web de comercio electrónico) el valor promedio del pedido siempre deben guiar tus estrategia SEO, en lugar de simplemente reducir la tasa de rebote o aumentar el tiempo de permanencia.

¿Qué factores influyen en la tasa de rebote?

Hay muchas razones, y muy variadas, por las que su tasa de rebote puede ser alta. Estos van desde problemas técnicos hasta un contenido deficiente en la página.

Estos son algunos factores de la tasa de rebote a tener en cuenta:

Tiempo de permanencia prolongado

Como mencioné más arriba, un tiempo de permanencia más largo (o un tiempo total de sesión más largo) es una indicación de que los visitantes obtienen mucha información de una página. Incluso con una tasa de rebote relativamente alta, esta puede ser un KPI valioso y una señal de que tus esfuerzos en SEO están funcionando.

Páginas con una carga lenta

Si las páginas tardan mucho en cargarse, es posible que los visitantes se aburran y se vayan a otra parte. Esto puede aparecer en su tasa de rebote o, en circunstancias extremas, es posible que ni siquiera se registre si tu herramienta de análisis no ha tenido la oportunidad de cargarse.

Problemas técnicos

Debes estar seguro de que tus páginas se muestren correctamente en diferentes sistemas operativos y dispositivos de uso frecuente. La falta de contenido, las páginas en blanco y los problemas de carga que se muestran en las pantallas de los dispositivos móviles pueden hacer que los visitantes ya no puedan permanecer en tu sitio web.

Ten en cuenta los siguientes problemas técnicos comunes que provocan altas tasas de rebote:

  • Rastreadores analíticos rotos (verifica que el código se haya actualizado y que el rastreador esté recopilando datos).
  • Diseño deficiente para dispositivos móviles (los sitios web deben responder a dispositivos móviles o al menos mostrarse bien en pantallas pequeñas). Un browser como Blisk es de mucha ayuda.
  • Contenido restringido (si la página está detrás de un muro de pago, una pantalla de inicio de sesión o algún otro tipo de puerta de enlace, la mayoría de los visitantes pueden rebotar).

Hay muchos problemas técnicos potenciales diferentes y no todos son defectos. Por ejemplo, un muro de pago o un filtro para evitar el acceso de los usuarios que usan bloqueadores de anuncios puede ayudar intencionalmente a evitar visitantes no deseados.

Por otro lado, una tasa de rebote anormalmente baja también puede tener su origen en un problema técnico. Normalmente esto se debe a la presencia del tag de seguimiento de Google Analytics por duplicado. La mejor forma de ver esto rápidamente es utilizar la extensión de Google Chrome Tag Assistant.

En la siguiente imagen puedes ver cómo la extensión detecta la duplicidad de los tag de Google Analytics (izquierda) mientra que cuando el código de seguimiento es un sólo, no marca ningún error (derecha).

Extención de Chrome Tag Assistant
Extención de Chrome Tag Assistant

Mala experiencia de usuario (UX)

Puede ser que tu web tenga una UX deficiente si tu página tiene muchas ventanas emergentes, anuncios de gran ancho de banda o elementos multimedia de muy alta resolución que deben cargarse por completo. Intenta optimizar tu contenido. Incluso si tienes que publicar anuncios para aumentar las ventas, procura no afectar la carga general de la página.

Títulos y extractos engañosos

Una gran cantidad de personas que abandonan tu página poco después de su llegada puede ser una señal de que la apariencia de los resultados de búsqueda no coincide con lo que ven los visitantes cuando se carga la página. Asegúrete de que tus campañas SEO reflejen con precisión lo que realmente se muestra en la página de destino.

Esto está muy relacionado con la guía de calidad de Google. En este artículo explico brevemente en qué consisten las guías de calidad de Google.

(En algunos casos, cuando una página recibe mucho tráfico, en realidad es mejor cambiar el contenido de la página para que coincida con lo que buscan los usuarios, que cambiar su apariencia en los resultados de búsqueda).

Contenido de baja calidad

El mejor resultado de búsqueda puede resultar en un contenido de mala calidad. Por lo tanto, asegúrete de revisar Tus páginas con la tasa de rebote más alta y toma medidas para mejorar el contenido de la página si crees que está por debajo del promedio.

Enlaces de terceros

Los enlaces entrantes de sitios web de terceros pueden ser engañosos y pueden haber sido publicados de forma maliciosa o accidental. Si un sitio de referencia está provocando una alta tasa de rebote, intente rastrear ese enlace entrante. Si esta no es una representación justa de la página de destino, pídale al editor que la cambie o que la elimine.

Enlaces salientes

Los enlaces salientes pueden ser una forma deliberada de dirigir el tráfico a un sitio web afiliado, la página del producto de un patrocinador o alguna otra página que no se pueda rastrear (como los perfiles de redes sociales). Si sabes que su página tiene un llamado a la acción (CTA) que está desplazando el tráfico, debes esperar que resulte en una tasa de rebote más alta.

Resultados anormales

Las páginas muy nuevas y las que generan menos tráfico (lo que no siempre es malo en sí mismo) tienen menos probabilidades de dar una impresión precisa de la tasa de rebote, ya que promedian o agregan muchas menos visitas en general.

Ten en cuenta estos valores atípicos y considera implementar filtros en sus datos analíticos para que el contenido de poco tráfico y las páginas recién publicadas no afecten los reportes generales del rendimiento de tu sitio.

Tasas de rebote y consideraciones de SEO

Existe un eterno debate sobre si la tasa de rebote es un factor de posicionamiento en Google. Una alta tasa de rebote no degrada directamente tu posicionamiento en las SERPs. John Mueller de Google lo confirmó recientemente. Sin embargo, a menudo existe algún tipo de correlación entre páginas con una alta tasa de rebote y clasificaciones de búsqueda menos buenas, si quieres hilar muy fino.

No es difícil ver por qué. Si la mayoría de los visitantes de tu página no ven una razón para quedarse aquí, es probable que no sea un sitio muy bueno, y Google busca cada vez más contenido de calidad que funcione en diferentes plataformas, navegadores y tamaños de pantalla.

Algunos de los problemas técnicos mencionados anteriormente, como por ejemplo, la velocidad a la que se cargan las páginas, definitivamente tendrá un impacto, teniendo en cuenta la reciente actualización de Experiencia de Página, y el impacto de los Core Web Vitals. Por lo tanto, solucionar estos problemas puede tener un doble beneficio para la optimización de motores de búsqueda.

El uso de Google Analytics no debería tener un impacto negativo en sus posiciones de búsqueda. Matt Cutts confirmó esto en 2010 en un video en el canal Google Search Central en YouTube, y no hay razón para creer que algo haya cambiado.

Dado que Google Analytics se carga mediante un rastreador asincrónico, no se tarda más en cargar la página, por lo que ni siquiera tiene un impacto negativo en la forma en que Google mide la velocidad de su sitio web.

Decide cuando actuar

Si crees que tu tasa de rebote es demasiado alta, puedes tomar medidas si se cumple alguna de las siguientes condiciones:

  • Identifica un problema técnico que sabes que puedes solucionar o mejorar.
  • Las métricas están muy por debajo de tus expectativas o resultados planificados.
  • Una alta tasa de rebote no es la única mala métrica (por ejemplo, tiempo de permanencia bajo, salidas totales altas).

Al igual que con las páginas nuevas, al editar una página con una alta tasa de rebote, es importante concentrarse en crear contenido para una audiencia humana con estándares de calidad principalmente altos.

Puedes modificar este contenido para un mejor rendimiento de búsqueda, pero la mejor exposición de búsqueda a largo plazo, y la tasa de rebote a largo plazo más baja, naturalmente proviene de tener una página atractiva, informativa, bien escrita y bien diseñada que los visitantes pueden disfrutar. .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tasa de rebote: cómo medirla y cómo mejorarla

Ir arriba
Send this to a friend